Sustainability

Debido al coronavirus, muchos niños no pueden ir a la guardería o al colegio. La educación está pasando a un segundo plano en todo el mundo. ¡No podemos permitirlo! Por ello, Save the Children y tesa han decidido asociarse y financiar proyectos de educación en seis países.

Según la UNESCO, alrededor de 1500 millones de niños se están viendo gravemente afectados por el cierre de colegios, guarderías e instalaciones recreativas. Los niños socialmente desfavorecidos sufren más debido a las mayores desigualdades educativas. «La educación está en todo. En cualquier lugar.» es el lema con el que Save the Children, la mayor organización independiente del mundo a favor de los derechos de los niños, y el grupo internacional de cintas adhesivas tesa han decidido construir una asociación con el fin de ofrecer a los niños la oportunidad de un futuro mejor. Con una donación de 1 millón de euros, tesa va a financiar determinados proyectos en seis países de tres continentes: Vietnam, China, India, México, Italia y Alemania.

mapa_en-1

Ruptura del ciclo de pobreza

«Estamos muy satisfechos de poder hacer esta importante aportación como empresa y abrir un paraguas protector sobre la nueva generación de la mano de Save the Children», declara el Dr. Norman Goldberg, director general de tesa SE. «La educación puede ayudar significativamente a superar la crisis y a romper el ciclo de pobreza, incluso más allá de la pandemia de coronavirus». Todos los proyectos financiados se encuentran en regiones en las que el Grupo tesa está presente con plantas o filiales o lo estará en el futuro. Hace poco, en la primavera de 2020, tesa decidió construir otra planta de producción en Vietnam de aproximadamente 55 millones de euros.

Dr. Norman Goldberg, director general de tesa SE
Dr. Norman Goldberg, director general de tesa SE

tesa SE

La educación puede ayudar significativamente a superar la crisis y a romper el ciclo de pobreza, incluso más allá de la pandemia de coronavirus.

Dr. Norman Goldberg

Director general de tesa SE

La entrevista con el reportero infantil:

para poner en marcha la asociación, dos reporteros infantiles de tesa solicitaron una entrevista a los dos miembros del comité, Susanna Krüger y el Dr. Norman Goldberg.

5

millones de euros

se han distribuido a través del programa de donaciones de tesa. tesa apoya los proyectos seleccionados de Save the Children y el fondo de crisis global por COVID-19 de la organización de ayuda Doctors Without Borders con 1 millón de euros para cada una. Además, tesa va a donar 200 000 euros a cada una de las organizaciones locales de siete regiones (desde Asia a Norteamérica y Latinoamérica, y Europa) que han seleccionado las filiales locales.

Sin planes de acción sobre el papel

«Desde el principio, nuestras conversaciones pusieron de manifiesto que Save the Children y tesa persiguen los mismos objetivos y desean ayudar a los niños desfavorecidos para que puedan ejercer su derecho a la educación. Con nuestra asociación, combinamos el trabajo de proyectos locales con el alcance global», señala Susanna Krüger, presidenta del comité de Save the Children Germany. «Como norma general, no desarrollamos planes de acción sobre el papel, sino que siempre trabajamos con los locales. Seguimos modelos probados que pueden adaptarse y escalarse más allá de las fronteras nacionales», añade.

Foto_Save_the_Children_Vietnam1-1
Parte de la donación de tesa a Save the Children irá a parar a Vietnam. Allí, unos 20 000 niños de zonas rurales y urbanas pobres recibirán material educativo.

© Save the Children

Educación en el hogar, formación de profesores y equipos

 

 

Concretamente, la asociación educativa adopta esta forma: en Vietnam, unos 20 000 niños de zonas rurales y urbanas pobres recibirán materiales educativos, empezando por papel y utensilios de escritura. Además, está previsto impartir cursos para promover la lectoescritura, por ejemplo, con ayuda de tutores. 

 

En China, el apoyo económico de tesa está ayudando a más de 100 000 niños de entre diez y doce años y a sus familias a mejorar su desarrollo y resiliencia socioemocional. Gracias a métodos interactivos, los profesores cuentan con las herramientas necesarias para adquirir estas importantes destrezas. Actualmente, la digitalización de estas ofertas es prioritaria.

En la India, donde 320 millones de escolares se ven afectados actualmente por el cierre de los colegios, Save the Children pretende garantizar que los niños reciban ayuda para la educación en casa, por ejemplo, con bibliotecas móviles. También se están centrando en informar a las autoridades sobre cómo crear conceptos para que los niños vuelvan a las escuelas, ya que el trabajo infantil, la trata de niños y el abuso de menores está aumentando significativamente.

En Latinoamérica, la situación se ha agravado drásticamente en las últimas semanas. La región se considera el nuevo epicentro de la pandemia. Solo en México están en peligro la salud, el bienestar y la educación de más de 40 millones de niños. Las medidas de ayuda globales van destinadas en especial a grupos indígenas, familias inmigrantes y habitantes de las zonas rurales. Save the Children trabaja estrechamente con el Ministerio de Educación para formar a los profesores, desarrollar contenidos didácticos y suministrar los equipos técnicos que se necesitan con urgencia.

Susanna Krüger, presidenta del comité de Save the Children Alemania
Susanna Krüger, presidenta del comité de Save the Children Alemania

© Save the Children

Como norma general, no desarrollamos planes de acción sobre el papel, sino que siempre trabajamos con los locales.

Susanna Krüger

Presidenta del comité de Save the Children Alemania

Amplia «pobreza educativa» también en Europa

A pesar de lo anterior, dentro de nuestras fronteras también se necesitan medidas de ayuda. Aproximadamente 100 000 niños de 30 ciudades italianas se beneficiarán de nuestra ayuda con el lema «Reescribiendo el futuro». El acceso a internet y el abastecimiento de tablets tienen como objetivo garantizar que los jóvenes puedan seguir aprendido online mientras los centros educativos permanecen cerrados. 

En Alemania, Save the Children está llevando a cabo el proyecto piloto «MakerSpace», un taller de aprendizaje digital en el que los niños de los denominados centros objetivo pueden reforzar sus competencias de forma abierta y creativa. El proyecto está avalado científicamente por la Universidad Técnica de Berlín con el fin de adquirir nuevos conocimientos sobre los formatos educativos digitales.

Save the Children

En 1919, poco después de finalizar la Primera Guerra Mundial, Eglantyne Jebb salió a las calles de Gran Bretaña para recaudar donaciones para los niños que pasaban hambre, sobre todo en Alemania. Así nació la mayor organización independiente del mundo a favor de los derechos de los niños. Un siglo después, Save the Children opera en 113 países para que los niños más desfavorecidos, marginados o de zonas remotas puedan gozar de salud en sus primeros años y tener acceso a una educación básica, así como para protegerlos de las guerras y los conflictos. Save the Children trabaja para mejorar la vida de los niños a largo plazo durante crisis y desastres, pero también más allá de estos.