Gecko

Adhesivo por naturaleza

Trends

La naturaleza es un laboratorio de elementos excelentes lleno de organismos que producen adhesivos con propiedades asombrosas.

Texto Isabel Überhoff
Algodón de azúcar

Cien por cien biológico

Desde la fotosíntesis a la hoja del loto: la naturaleza crea excentricidades extraordinarias que nos dejan impresionados y, a veces, nos dejan literalmente «verdes» de envidia. Los científicos están trabajando en el desarrollo de sustancias y productos que imitan las maravillas de la naturaleza. Y lo están consiguiendo, como demuestra la invención de las superficies autolimpiantes con el conocido «efecto loto». Cuando se trata de «sustancias adhesivas con numerosas propiedades para todo tipo de fines», la naturaleza ofrece un completo fondo para la investigación. Donde haya vida… existirá poder adhesivo.

 

Por ejemplo, el azúcar: como sustancia química, subgrupo de los carbohidratos, a nivel celular, el azúcar es la reserva energética por excelencia y es vital para la flora y la fauna. Pero eso no es todo: en determinadas condiciones, también puede actuar como un eficiente adhesivo. Cualquier niño que se haya chupado los dedos pegajosos después de comer algodón de azúcar lo sabe. Esto se debe a que, por ejemplo, si por causa de la humedad, se separan el agua y el oxígeno contenidos en los cristales de azúcar, el hidrógeno, que es reactivo, se quiere volver a unir y se adhiere a todo lo que encuentra.

«Cualquier cosa a base de azúcar acaba siendo adhesiva».
Andreas Westphal,

departamento de análisis de tesa

¡Sigue las huellas de la naturaleza!

Cuando hablamos de adhesivos, el reino animal y vegetal ofrece una solución todo en uno para cada finalidad. ¿Un superadhesivo, pero que sea reversible? La baba de las babosas demuestra que es posible. ¿Un poder adhesivo duradero en entornos tanto húmedos como secos? Los percebes y los mejillones lo llevan usando con éxito desde hace millones de años. ¿Que se pueda retirar sin dejar rastro, pero que se adhiera a superficies tanto lisas como rugosas? Las patas del gecko lo hacen durante toda su vida. 

Poder adhesivo personalizado, que se pueda retirar y, si es posible, reutilizar: los productos tesa como los Powerstrips® y los sistemas de fijación inteligente reúnen estas propiedades básicas. Sin embargo, cuestiones como una producción sostenible y la biodegradabilidad son cada vez más importantes. «Con las cintas de papel para embalaje y los procesos de producción sin disolventes, nos acercamos a la naturaleza. No obstante, hay mucho más», señala Bastian Brinkmann, gerente de innovación, mirando al futuro de un campo de I+D relativamente joven.

Babosa

1,3

toneladas

Ese es el peso que soporta la pegajosa sustancia formada por polisacáridos que secreta la bacteria Caulobacter crescentus en una superficie del tamaño de una moneda de un céntimo. El adhesivo más potente del mundo.

Fuente: Spiegel

«La naturaleza puede actuar como modelo de dos formas: para desarrollar soluciones altamente eficaces e innovadoras, pero sobre todo en lo que respecta a la sostenibilidad».
Bastian Brinkmann,

gerente de innovación

Telaraña

El sueño favorito del ser humano: Spiderman

Superhombres, superpoderes, superpegamentos... Soñamos con las posibilidades de lo que parece imposible. Un giro al lanzamiento de telarañas: las telas en espiral de las arañas desafían al viento y las inclemencias del tiempo. Ni la luz ultravioleta ni la lluvia afectan a su funcionalidad. Esta fuerte «red» es el arma mágica del héroe de ciencia ficción Spiderman. Pero incluso en la realidad, en la investigación de adhesivos, la cuestión es cómo las personas podemos usar los superpoderes de la pegajosa secreción de las arañas. Los científicos especialistas en polímeros de la Universidad de Akron (Estados Unidos) estuvieron a punto de encontrar la respuesta a la pregunta de cómo se adhiere eficazmente, incluso en condiciones de elevada humedad: los componentes higroscópicos de la secreción absorben la humedad y evitan que esta afecte a la estructura de la red.

Otro ejemplo de la búsqueda de las ventajas de los avances bioadhesivos es un proyecto plurianual de la Universidad Técnica de Hamburgo (Alemania) del que tesa es socio. El proyecto investiga la lignina, uno de los componentes de la madera, por ejemplo, para su uso en adhesivos. El polímero más común de la naturaleza puede ser una alternativa a las aplicaciones a base de petróleo. Al contrario que las materias primas fósiles, las fuentes de lignina como la madera o la paja son materias primas renovables que pueden producirse y, cuando se queman, solo emiten la cantidad de dióxido de carbono que han almacenado.

shutterstock_110949389

Los estudios sobre la estructura bioquímica de las formas naturales de adhesivos, sus propiedades exactas, sus beneficios y sus posibles aplicaciones no han hecho más que empezar. Sin embargo, según muestran los resultados anteriores y los avances, es un comienzo muy prometedor. Cuando se seca, la viscosa baba del caracol crea una potente adhesión a las superficies. Cuando se vuelve líquida, dicha adhesión puede romperse fácilmente. En 2019, científicos de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) lograron desarrollar un gel de polímeros con propiedades similares. Dependiendo del contenido de agua, el gel pasa de ser una masa elástica disuelta a una masa de un superpegamento dura como el vidrio y viceversa. En su búsqueda de innovaciones, los laboratorios tesa identificaron una apasionante tecnología con propiedades adhesivas similares a las del gecko. Las soluciones para retirar los adhesivos sin dejar residuos y usarlos de forma repetida sobre varios materiales, incluso en superficies rugosas y sucias, están cada vez más cerca de hacerse realidad.