Los coches nuevos van fijados

Markets

Es imposible imaginar la fabricación moderna de automóviles sin contar con la tecnología de las cintas adhesivas. En cada coche nuevo hay más de 100 tipos diferentes de cintas ocultas, que desempeñan funciones tan importantes como variadas.

Texto Isabel Überhoff

Tanto los avances de las tecnologías electrónicas como la creciente demanda sobre todo en lo que respecta al diseño, la funcionalidad y la calidad implican cambios a largo plazo en la producción de vehículos. Donde antes se soldaban y atornillaban las piezas, ahora se opta cada vez más por soluciones de cintas adhesivas. La tecnología de conexión más elegante, ligera y —con frecuencia— rentable está presente en casi todos los componentes de los automóviles.

Tendencia a la reducción

El uso de cintas adhesivas
en la producción moderna de coches está en auge.

fábrica de automóviles

Menos es más: menos peso, menos costes, menor consumo de combustible y menos emisiones. El uso de la tecnología de cintas adhesivas de tesa® es un claro ejemplo de esta tendencia a la reducción. El motivo de ello es que las cintas se aplican de manera eficiente y, además de adaptarse a las crecientes presiones en lo que a los costes y las elevadas expectativas estéticas respecta, también sirven para cumplir las normas medioambientales y de seguridad de la industria de la automoción, que son cada vez más estrictas.

 

Al mismo tiempo, los coches —al igual que los smartphones— se están convirtiendo cada vez más en «ordenadores móviles». La creciente digitalización de los vehículos requiere soluciones lean para el diseño de sus procesos internos. Este es otro de los motivos por los que un vehículo nuevo sin cintas adhesivas sería inimaginable hoy día. La gran variedad de productos tesa® ofrece una amplia gama de soluciones, ya que no todas las cintas son iguales. Las características necesarias son muy diferentes en función de su uso en distintas zonas de la carrocería y el habitáculo.

Un 4,5 % será lo que crecerá el mercado de

las cintas para automóviles de aquí a 2025.

Fuente: Informe del sector sobre el volumen de mercado de las cintas adhesivas para automóviles, 2019-2025

Una solución para cada necesidad

Los elementos de diseño del interior del vehículo se fijan con cintas transparentes no solo por estética, sino también para garantizar un mayor confort durante la conducción, por ejemplo, con cintas adhesivas especiales tesa® que amortiguan los ruidos. Por otro lado, en la carrocería del vehículo se requieren principalmente propiedades como la resistencia a la temperatura, la humedad y la radiación solar. Existen opciones especiales en términos de diseño y eficiencia, como la nueva tesa® HiP, que fija de forma segura plásticos diferentes con características distintas.

coche_ingeniería
coche_puesto de conducción-1
tesa® HiP fija plásticos sensibles.

El plástico es ligero, resistente, duradero y atractivo visualmente. Teniendo en cuenta que las estrictas regulaciones internacionales para la reducción de las emisiones están obligando a los fabricantes a poner «a dieta» a los nuevos vehículos de forma global y sustancial para que pierdan peso, no es de extrañar que el uso de plásticos en la producción de automóviles aumentara un 20 % entre 2007 y 2014. «tesa® HiP fija un gran número de plásticos, incluso los de menor energía superficial, y ha resultado ser muy prometedora para el futuro de la industria de la automoción», comenta la Dra. Jennifer Kipke, gestora de laboratorio para electrónica interior y automotriz.

dirk_arndt_tesa

«Nuestras cintas ofrecen funciones adicionales cada vez más importantes, como la conductividad eléctrica para sensores o propiedades de aislamiento para las baterías».

Dirk Arndt

Gestor sénior de desarrollo comercial para la industria automotriz

Cintas de poco peso

El simple hecho de que cada reducción de peso del 10 % se traduzca en una reducción del consumo de combustible de entre el 5 y el 7 % es un claro ejemplo de por qué está en auge el uso de plásticos en la producción de automóviles. Los plásticos también se usan junto con el carbono u otros materiales compuestos ligeros y se combinan con metales o los sustituyen. Así, combinados con la tecnología de cintas adhesivas personalizadas de tesa, permiten reducir el peso de los componentes del vehículo en hasta un 50 %.

Entrada en los mercados globales: certificación IATF

IATF son las siglas de International Automotive Task Force. Su norma sobre sistemas de gestión de la calidad IATF 16949 es un suplemento de la norma ISO 9001 y un importante pilar en la industria automotriz global debido a que establece los requisitos de los sistemas de gestión de la calidad para la producción en serie de prototipos. Sin un certificado IATF de la cadena de producción interna, es prácticamente imposible trabajar con los principales fabricantes de equipos originales y proveedores. El certificado acredita la calidad de todos los procesos de fabricación y auxiliares, así como la de los relacionados con el cliente y la gestión. En un procedimiento complejo, estos procesos se documentan conforme a determinados requisitos previos y son revisados periódicamente por auditores externos como parte de una auditoría de varios días de duración que tiene lugar en las instalaciones de la empresa. En la central de tesa, el Centro Tecnológico el departamento de I+D y todas las plantas que producen para la industria automotriz también han obtenido recientemente el certificado IATF. Ello permite lanzar al mercado en menos tiempo los innovadores productos desarrollados para dar respuesta principalmente a las necesidades de los clientes.

«Con la certificación IATF, cumplimos los más estrictos estándares de calidad de los fabricantes de automóviles y sus proveedores».

Thomas Erfurth

Director del Centro Tecnológico de tesa